Notas del editor Lanzar un álbum que redefina tu carrera en mitad de una pandemia global que amenaza con paralizar el mundo es una proeza considerable, pero repetirla apenas cinco meses después es una exhibición de confianza tan audaz que suena a desafío personal. Como folklore, evermore cuenta con la ayuda de Aaron Dessner, Jack Antonoff y Justin Vernon para crear una atmósfera casera en la que los arreglos desnudos y los textos a corazón abierto cuentan historias íntimas de la forma más casual.

Esta vez hay mayor participación de los invitados, pero su presencia no implica caminos alternativos, sino que se adapta a la narrativa del álbum. Por ejemplo, HAIM en “no body, no crime”, que parece situar a Este Haim en el centro de un misterioso asesinato de provincias, o The National en “coney island” (una influencia que alcanza también a “long story short”, una canción que podría haber estado en cualquiera de los discos recientes de la banda de Dessner). Más allá, “'tis the damn season” es la balada elegíaca que pide un año como 2020. Mientras que buena parte del atractivo de folklore venía de la nueva Swift que revelaba su cambio de dirección, la única sorpresa de evermore es el momento en el que llega. El álbum es una extensión y una confirmación de las promesas de su predecesor, otro paso hacia unas coordenadas en las que Swift parece sentirse más cómoda que nunca.

1
3:34
 
2
4:04
 
3
3:05
 
4
3:49
 
5
4:05
 
6
3:35
 
7
5:15
 
8
3:45
 
9
4:35
 
10
4:20
 
11
4:35
 
12
3:35
 
13
4:17
 
14
3:00
 
15
5:04
 

Otras versiones

Videos musicales

Más de Taylor Swift

Aparece en