10 canciones, 41 minutos

NOTAS DE LOS EDITORES

El insólito talento de Brian Eno para manipular sonidos y provocar “accidentes” musicales es evidente en su primer álbum como solista. Al frente de una banda de 16 músicos procedentes de otras bandas como Roxy Music, Hawkwind y King Crimson, Eno factura un sonido de brillo glam que combina armonías del pop de los 60, guitarras de surf y arreglos futuristas. Canciones como “Baby’s on Fire” y “Needles in the Camel’s Eye” nacen de una intrépida visión artística, pero son al mismo tiempo delirantemente pegajosas.

NOTAS DE LOS EDITORES

El insólito talento de Brian Eno para manipular sonidos y provocar “accidentes” musicales es evidente en su primer álbum como solista. Al frente de una banda de 16 músicos procedentes de otras bandas como Roxy Music, Hawkwind y King Crimson, Eno factura un sonido de brillo glam que combina armonías del pop de los 60, guitarras de surf y arreglos futuristas. Canciones como “Baby’s on Fire” y “Needles in the Camel’s Eye” nacen de una intrépida visión artística, pero son al mismo tiempo delirantemente pegajosas.

TÍTULO DURACIÓN

Más de Brian Eno

Quizás te interese