16 canciones, 56 minutos

NOTAS DE LOS EDITORES

Si los primeros sencillos de Maluma y su álbum debut mostraban al colombiano como un romántico de modales impecables, su segundo LP nos presenta al Maluma rompecorazones, un seductor más amigo del reggaetón que de las baladas. Aunque eso es sólo la mitad de la ecuación, porque Pretty Boy, Dirty Boy es un álbum conceptual dividido en dos partes: por una lado es un baladista enamorado, y por el otro, es su alter ego conquistador y nocturno. Entre uno y otro, Maluma encuentra ocasiones para sazonar su sedoso sonido urbano con toques de bachata, ritmos de soca y aires tropicales.

NOTAS DE LOS EDITORES

Si los primeros sencillos de Maluma y su álbum debut mostraban al colombiano como un romántico de modales impecables, su segundo LP nos presenta al Maluma rompecorazones, un seductor más amigo del reggaetón que de las baladas. Aunque eso es sólo la mitad de la ecuación, porque Pretty Boy, Dirty Boy es un álbum conceptual dividido en dos partes: por una lado es un baladista enamorado, y por el otro, es su alter ego conquistador y nocturno. Entre uno y otro, Maluma encuentra ocasiones para sazonar su sedoso sonido urbano con toques de bachata, ritmos de soca y aires tropicales.

TÍTULO DURACIÓN

Más de Maluma

Quizás te interese