13 canciones, 42 minutos

NOTAS DE LOS EDITORES

“Este disco es la aventura más linda que he tenido”, dice a Apple Music Danny Ocean, comprensiblemente orgulloso de 54 +1, un álbum debut que captura las distintas facetas de su personalidad en un trepidante caleidoscopio de ritmos y estilos. Desde el éxito viral de “Me rehúso”, la canción que le cambió la vida, el venezolano ha acumulado un arsenal de pop, reggaetón, trap y R&B para lanzarse a la conquista del mundo. En esta entrevista exclusiva, Danny Ocean le cuenta a Apple Music qué hay detrás de cada una de sus canciones.


“Cuando me acerco a ti”

“Es una canción especial para mí. Es bastante sinfónica, con un poco de reggaetón. La escribí hace dos o tres años y tiene una historia detrás. Es para todas esas personas que tienen un amor imposible en la vida. Es una canción para esos amores imposibles”.


“Babylon Girl”

“Fue un sueño repetido que tuve dos noches seguidas. Yo hice ese sueño un poco más grande de lo que fue y lo titulé ‘Babylon Girl’. Después repetí la frase en los demás temas que he escrito, porque para mí es como un amuleto de la suerte. ‘Babylon Girl’, en verdad, es como la chica de tus sueños. La canción trata de cómo le dices a la chica de tus sueños que no venga porque no quieres que te arruine la fantasía”.


“Me rehúso”

“Es la historia de cómo me tocó dejar atrás a alguien, al emigrar de Venezuela a Miami. La canción también marca una generación de venezolanos que están saliendo de su país. No sólo venezolanos, sino muchas personas que emigran desde diferentes países alrededor del mundo porque les toca. Porque la emigración para ellos ya no se trata de una cuestión de opción, sino de una cuestión de necesidad”.


“Veneno”

“Con ‘Veneno’ quería hacer un reggaetoncito. Trata sobre una chica que tú sabes que no es lo más sano, es como un veneno, pero un veneno donde los dos tienen claro lo que está sucediendo. La manzanita en la letra representa la manzana de Eva. Es como cuando estás en una discoteca, ese juego de ‘back and forth’. Sabes que de eso no va a salir nada bueno. Te puede salir todo bien, pero tal vez no sea duradero”.


“Báilame”

“‘Báilame’ puede ser la canción más antigua en mi álbum, ya tiene como unos cinco o seis años conmigo. Está producida tal cuál como la hice en Venezuela, tal y como la estás escuchando. Nunca la toqué. La terminé gracias a un amigo que me insistió en hacerlo. Cuando la escribí me imaginaba en los años 50 o 60, un lugar elegante y una mujer bien vestida, un encuentro entre dos personas que se conocen”.


“Muérdago”

“La leyenda dice que si estás debajo del muérdago, tienes que darte un beso con la persona que esté contigo. Es sobre cómo no quieres decirle todo lo que sientes a una chica porque sabes que si lo dices todo tan al principio, cuando sientes una conexión, puedes perderlo todo también. Lo que digo es que no quiero que muera ese muérdago”.


“Gime”

“Es un ‘dancehall’ como ‘upbeat’. El tema está más que claro. Es sobre todos los secreticos que puede revelar una mujer durante los momentos de placer”.

“Dembow”

“Quería hacer una canción en la que el tipo, en la discoteca o donde sea que estuviese, tenga una perfecta excusa para no decirle nada a una mujer, sino que la canción lo diga todo por él. Es para sacar a bailar a una chica que no conoces”.


“Tuyo mía”

“Es una canción para alguien bastante especial. Cuando una persona es tuya y tú eres de esa persona, existe ese vínculo, que es lo máximo. También detrás de eso, quería hacer un trap. No me salió jamás, me salió más pop. Quería hablar del sentimiento real de una persona hacia otra, que es todo lo opuesto a esos amores que son instantáneos. Es una canción que apoya el amor y le recuerda a la gente que es algo lindo”.


“Kizombita para ti”

“La kizomba es un género parecido al reggaetón pero súper downbeat. La canción nació mientras estaba en Facebook. Mientras grabo pistas y produzco, siempre estoy haciendo mil cosas al mismo tiempo. Tengo la televisión prendida, estoy viendo Facebook o estoy hablando con mis amigos. Y así voy agarrando ideas. Una de esas veces, vi un video en Facebook de una pareja bailando kizomba. Es un baile muy, muy sensual y de ahí sale la canción”.


“Tel Aviv”

“Quería tratar de representar un ‘feeling’ fresco, como mediterráneo. Yo siempre he querido conocer Tel Aviv, honestamente. Es una canción que le escribí directamente a la música, mi inspiración fue la misma música”.


“Vuelve”

“‘Vuelve’ es una canción que tiene unos cinco años conmigo. Quería hacer un tema más R&B. Nació en un momento que necesitaba que alguien de mi pasado volviera”.


“Swing”

“Esa canción nació con un amigo mío en Miami, es la única canción que coescribí con alguien en el disco. Representa el +1 de 54 + 1. 54 es el número de mi casa en Caracas, donde me crié. Representa donde nació mi sonido, donde grité frustrado, bailé y canté. Todo surgió porque en su cuarto mi amigo tiene un teclado y estaba lanzando los acordes y como yo soy muy melódico, empecé a lanzar melodías. Habla del juego de seducción de las mujeres y de cómo independientemente de ese juego, a ellas les encanta lanzarse un ‘swing’”.

NOTAS DE LOS EDITORES

“Este disco es la aventura más linda que he tenido”, dice a Apple Music Danny Ocean, comprensiblemente orgulloso de 54 +1, un álbum debut que captura las distintas facetas de su personalidad en un trepidante caleidoscopio de ritmos y estilos. Desde el éxito viral de “Me rehúso”, la canción que le cambió la vida, el venezolano ha acumulado un arsenal de pop, reggaetón, trap y R&B para lanzarse a la conquista del mundo. En esta entrevista exclusiva, Danny Ocean le cuenta a Apple Music qué hay detrás de cada una de sus canciones.


“Cuando me acerco a ti”

“Es una canción especial para mí. Es bastante sinfónica, con un poco de reggaetón. La escribí hace dos o tres años y tiene una historia detrás. Es para todas esas personas que tienen un amor imposible en la vida. Es una canción para esos amores imposibles”.


“Babylon Girl”

“Fue un sueño repetido que tuve dos noches seguidas. Yo hice ese sueño un poco más grande de lo que fue y lo titulé ‘Babylon Girl’. Después repetí la frase en los demás temas que he escrito, porque para mí es como un amuleto de la suerte. ‘Babylon Girl’, en verdad, es como la chica de tus sueños. La canción trata de cómo le dices a la chica de tus sueños que no venga porque no quieres que te arruine la fantasía”.


“Me rehúso”

“Es la historia de cómo me tocó dejar atrás a alguien, al emigrar de Venezuela a Miami. La canción también marca una generación de venezolanos que están saliendo de su país. No sólo venezolanos, sino muchas personas que emigran desde diferentes países alrededor del mundo porque les toca. Porque la emigración para ellos ya no se trata de una cuestión de opción, sino de una cuestión de necesidad”.


“Veneno”

“Con ‘Veneno’ quería hacer un reggaetoncito. Trata sobre una chica que tú sabes que no es lo más sano, es como un veneno, pero un veneno donde los dos tienen claro lo que está sucediendo. La manzanita en la letra representa la manzana de Eva. Es como cuando estás en una discoteca, ese juego de ‘back and forth’. Sabes que de eso no va a salir nada bueno. Te puede salir todo bien, pero tal vez no sea duradero”.


“Báilame”

“‘Báilame’ puede ser la canción más antigua en mi álbum, ya tiene como unos cinco o seis años conmigo. Está producida tal cuál como la hice en Venezuela, tal y como la estás escuchando. Nunca la toqué. La terminé gracias a un amigo que me insistió en hacerlo. Cuando la escribí me imaginaba en los años 50 o 60, un lugar elegante y una mujer bien vestida, un encuentro entre dos personas que se conocen”.


“Muérdago”

“La leyenda dice que si estás debajo del muérdago, tienes que darte un beso con la persona que esté contigo. Es sobre cómo no quieres decirle todo lo que sientes a una chica porque sabes que si lo dices todo tan al principio, cuando sientes una conexión, puedes perderlo todo también. Lo que digo es que no quiero que muera ese muérdago”.


“Gime”

“Es un ‘dancehall’ como ‘upbeat’. El tema está más que claro. Es sobre todos los secreticos que puede revelar una mujer durante los momentos de placer”.

“Dembow”

“Quería hacer una canción en la que el tipo, en la discoteca o donde sea que estuviese, tenga una perfecta excusa para no decirle nada a una mujer, sino que la canción lo diga todo por él. Es para sacar a bailar a una chica que no conoces”.


“Tuyo mía”

“Es una canción para alguien bastante especial. Cuando una persona es tuya y tú eres de esa persona, existe ese vínculo, que es lo máximo. También detrás de eso, quería hacer un trap. No me salió jamás, me salió más pop. Quería hablar del sentimiento real de una persona hacia otra, que es todo lo opuesto a esos amores que son instantáneos. Es una canción que apoya el amor y le recuerda a la gente que es algo lindo”.


“Kizombita para ti”

“La kizomba es un género parecido al reggaetón pero súper downbeat. La canción nació mientras estaba en Facebook. Mientras grabo pistas y produzco, siempre estoy haciendo mil cosas al mismo tiempo. Tengo la televisión prendida, estoy viendo Facebook o estoy hablando con mis amigos. Y así voy agarrando ideas. Una de esas veces, vi un video en Facebook de una pareja bailando kizomba. Es un baile muy, muy sensual y de ahí sale la canción”.


“Tel Aviv”

“Quería tratar de representar un ‘feeling’ fresco, como mediterráneo. Yo siempre he querido conocer Tel Aviv, honestamente. Es una canción que le escribí directamente a la música, mi inspiración fue la misma música”.


“Vuelve”

“‘Vuelve’ es una canción que tiene unos cinco años conmigo. Quería hacer un tema más R&B. Nació en un momento que necesitaba que alguien de mi pasado volviera”.


“Swing”

“Esa canción nació con un amigo mío en Miami, es la única canción que coescribí con alguien en el disco. Representa el +1 de 54 + 1. 54 es el número de mi casa en Caracas, donde me crié. Representa donde nació mi sonido, donde grité frustrado, bailé y canté. Todo surgió porque en su cuarto mi amigo tiene un teclado y estaba lanzando los acordes y como yo soy muy melódico, empecé a lanzar melodías. Habla del juego de seducción de las mujeres y de cómo independientemente de ese juego, a ellas les encanta lanzarse un ‘swing’”.

TÍTULO DURACIÓN

Más de Danny Ocean