13 canciones, 50 minutos

NOTAS DE LOS EDITORES

La suave belleza de la música de Karl Jenkins es la clave de su magia. El oratorio del galés, inspirado en las tradiciones musicales y litúrgicas cristianas y musulmanas, es un lamento por todos los muertos en los conflictos de Oriente Medio durante los últimos 70 años. La emotiva partitura de Jenkins combina un estilo sereno y romántico (“Ubi caritas”, “Panis Angelicus, Panis Hominum”) con exuberantes momentos de gozo (“Praise, Joy & Gladness”, “Rahma”) que abren una ventana al optimismo. El uso de textos latinos antiguos e instrumentos de Oriente Medio refuerza el sentimiento de unidad y resalta las raíces culturales que tenemos en común. El elenco es de ensueño: el coro londinense Polyphony y la Britten Sinfonia están acompañados por la arpista Catrin Finch, la intérprete de qanun Maya Youssef, el contratenor Iestyn Davies y otros intérpretes de primer nivel.

NOTAS DE LOS EDITORES

La suave belleza de la música de Karl Jenkins es la clave de su magia. El oratorio del galés, inspirado en las tradiciones musicales y litúrgicas cristianas y musulmanas, es un lamento por todos los muertos en los conflictos de Oriente Medio durante los últimos 70 años. La emotiva partitura de Jenkins combina un estilo sereno y romántico (“Ubi caritas”, “Panis Angelicus, Panis Hominum”) con exuberantes momentos de gozo (“Praise, Joy & Gladness”, “Rahma”) que abren una ventana al optimismo. El uso de textos latinos antiguos e instrumentos de Oriente Medio refuerza el sentimiento de unidad y resalta las raíces culturales que tenemos en común. El elenco es de ensueño: el coro londinense Polyphony y la Britten Sinfonia están acompañados por la arpista Catrin Finch, la intérprete de qanun Maya Youssef, el contratenor Iestyn Davies y otros intérpretes de primer nivel.

TÍTULO DURACIÓN

Más de Karl Jenkins