11 canciones, 31 minutos

NOTAS EDITORIALES

El segundo disco de James Taylor es una de las piedras angulares del folk y de la canción de autor de los 70. A lo largo de sus composiciones, Taylor sueña y ofrece asilo a quienes, como él, han conocido la cara más amarga de los idealizados años 60. Sweet Baby James suena a folk, a blues y al crudo romanticismo de una vida conectada a las drogas y a las instituciones psiquiátricas. La virtud de su autor es la de exorcizar esos demonios y convertirlos en melodías que inspiran esperanza.

NOTAS EDITORIALES

El segundo disco de James Taylor es una de las piedras angulares del folk y de la canción de autor de los 70. A lo largo de sus composiciones, Taylor sueña y ofrece asilo a quienes, como él, han conocido la cara más amarga de los idealizados años 60. Sweet Baby James suena a folk, a blues y al crudo romanticismo de una vida conectada a las drogas y a las instituciones psiquiátricas. La virtud de su autor es la de exorcizar esos demonios y convertirlos en melodías que inspiran esperanza.

TÍTULO DURACIÓN

Más de James Taylor

También te puede interesar