14 canciones, 44 minutos

NOTAS EDITORIALES

Shawn Mendes se ha declarado fan de Harry Potter y no duda en reconocer que cree hasta en los fantasmas. Por otro lado, tampoco se corta en declararse a favor de la legalización del cannabis en Canadá. Esa mezcla entre candidez y osadía es la base sobre la que se construye este precioso álbum. Y es que este repertorio nos desvela los dos lados del canadiense, cómodo tanto en los suspiros de las baladas y la dulzura acústica como en el descaro de un pop rock con tintes soul. La carrera del joven Mendes está en claro ascenso y eso, para una persona que llegó al número 1 con su primer disco, es mucho decir.

NOTAS EDITORIALES

Shawn Mendes se ha declarado fan de Harry Potter y no duda en reconocer que cree hasta en los fantasmas. Por otro lado, tampoco se corta en declararse a favor de la legalización del cannabis en Canadá. Esa mezcla entre candidez y osadía es la base sobre la que se construye este precioso álbum. Y es que este repertorio nos desvela los dos lados del canadiense, cómodo tanto en los suspiros de las baladas y la dulzura acústica como en el descaro de un pop rock con tintes soul. La carrera del joven Mendes está en claro ascenso y eso, para una persona que llegó al número 1 con su primer disco, es mucho decir.

TÍTULO DURACIÓN

Más de Shawn Mendes