8 canciones, 44 minutos

NOTAS EDITORIALES

En su séptimo álbum, Iron Maiden profundiza en su lado más progresivo e incorpora por primera vez los teclados a su despliegue sonoro. La producción de Martin Birch les otorga un sonido nuevo que eleva estas maravillas musicales a la categoría de ópera rock. Dickinson y Harris lideran un equipo de compositores en estado de gracia que, junto a Adrian Smith, quien no volverá a participar en un álbum de la banda hasta el año 2000, hace de este trabajo uno de los indispensables en la historia del metal.

NOTAS EDITORIALES

En su séptimo álbum, Iron Maiden profundiza en su lado más progresivo e incorpora por primera vez los teclados a su despliegue sonoro. La producción de Martin Birch les otorga un sonido nuevo que eleva estas maravillas musicales a la categoría de ópera rock. Dickinson y Harris lideran un equipo de compositores en estado de gracia que, junto a Adrian Smith, quien no volverá a participar en un álbum de la banda hasta el año 2000, hace de este trabajo uno de los indispensables en la historia del metal.

TÍTULO DURACIÓN

Más de Iron Maiden

También te puede interesar