12 canciones, 42 minutos

NOTAS EDITORIALES

“No hay mejor sensación que ese primer minuto después de haber escrito una buena canción”, explica Lewis Capaldi a Apple Music. “Odio estar en el estudio de grabación porque terminas convirtiendo algo que te encantaba en una mierda para luego tener que seguir trabajando hasta que te vuelva a gustar”. Cualquiera que conozca al cantante y compositor escocés, aunque solo sea por Twitter, sabe que es una de las estrellas de pop que menos en serio se toma a sí mismo, uno de los varios rasgos que tiene en común con Adele, esa otra gran cronista del mal de amores. Su álbum debut cumple la promesa que nos dejaron los singles “Bruises” y “Someone You Loved”. Divinely Uninspired To A Hellish Extent es una oda al desamor, llena de baladas monumentales, que estamos convencidos de que apenas necesitaron retoques en el estudio, aunque Lewis te intentará convencer de lo contrario en esta exclusiva guía, canción a canción, que nos ofrece. No le creas.

“Grace”
“No pasé noches sin dormir pensando en el orden de las canciones ni nada por el estilo. Da igual. Quería que ‘Grace’ fuera la primera porque empieza con un acorde de piano y mi voz entra enseguida. No quería que hubiese demasiada introducción. Y me encantaría poder decir que fue una decisión artística, pero estamos en 2019 y el estribillo se pone al principio de la canción. Quería que fuera claro y directo, aquí está el maldito disco”.

“Bruises”
“El éxito de ‘Bruises’ siempre me ha dejado alucinado. Fue la primera canción que escribí sobre una experiencia personal. Se me hace raro que no hubiese dado una respuesta sincera sobre cómo me sentía hasta que entré en el estudio con un tío que se llama James Earp. Acababa de romper con mi primera novia seria después de dos años y empezaba a acostumbrarme a estar solo otra vez. Estar soltero se me hacía raro. ‘Bruises’ es la razón por la que no estoy en paro, jugando a la PlayStation en calzoncillos”.

“Hold Me While You Wait”
“Me encanta esta canción, pero tardé muchísimo en que quedara como quería. Es mi segunda favorita del álbum y, sí, es otra canción triste. Cuento la historia de una relación que tuve, en la que la otra persona no quería estar conmigo. La chica estaba intentando dejarme pero, por alguna razón, no terminaba de decidirse y, por el motivo que fuera, a mí me parecía bien. Sé que es ridículo. Si alguien no quiere estar contigo, corta y ya está. Seguramente termines escribiendo un álbum sobre la historia”.

“Someone You Loved”
“Es un exitazo en el Reino Unido, pero en ningún otro lugar. Es la última canción que escribí para el álbum. No quería escribir otra canción sobre romper con una chica por la que ya no sentía nada, así que fui a una sesión con la gente de TMS [el trío londinense de productores y compositores formado por Tom ‘Froe’ Barnes, Ben Kohn y Peter ‘Merf’ Kelleher] y un tío que se llama RØMANS [el compositor Sam Roman] y les expliqué la idea, pero les dije que no quería escribir más sobre mis relaciones. Me mostraron otras vías. En los últimos dos o tres años, unos cuantos familiares la han palmado, por decirlo de alguna forma. Hay gente con la que me he dejado de hablar. Quería escribir una canción sobre la sensación de pérdida y lo que es perder a alguien, más allá de una relación. Quería que fuera lo más abierta posible”.

“Maybe”
“Esta es otra que entró en el disco a última hora. Al principio tenía un piano que sonaba muy a ‘Stay With Me’ y ’I’m Not the Only One’ de Sam Smith. Sonaba bien, pero es que hacerlo con canciones tan famosas… Queríamos meter algo nuevo y terminó siendo esta guitarra. Es una especie de medio tiempo, algo nuevo en el álbum hasta este punto. Y luego volvemos al orden habitual”.

“Forever”
“Es un encuentro ficticio. Imaginé lo que le diría a una chica si lo hubiéramos dejado hace un año y medio y nos hubiésemos encontrado de fiesta una noche, medio pedos. Sin rencor de ningún tipo. Es un poco lo que pasa con este álbum, que no estaba pensado como un disco de ruptura en absoluto. Por eso ha sido un poco raro hablar tanto sobre esta persona de la que ya no estoy enamorado y, además, con la que tengo una amistad. Y ella tampoco está interesada en mí, en absoluto. Por eso no hay ninguna canción en el álbum que diga ‘me hiciste esto y lo otro, eres una persona horrible’”.

“One”
“Quería escribir una canción de amor pero, evidentemente, tenía que tener la marca de la casa y sonar negativa. Un amigo me enseñó un poema en el que un tío le daba las gracias al tipo que había dejado a su novia. Me pareció interesante. Me recordaba a ‘When I Was Your Man’, de Bruno Mars, a cómo pide perdón por haber tratado a su ex como la trató. Intenté decir la cosa más romántica de la forma menos romántica posible. ‘De puta madre que no tengas novio’, básicamente”.

“Don’t Get Me Wrong”
“La escribí con mi amigo Jamie Hartman. Ya habíamos escrito ‘Hold Me While You Wait’ juntos y queríamos darles unas vueltas a las cosas. No tenía ninguna canción que fuera como un vals y Jamie quiso intentarlo. Es sobre estar con alguien, por si no te habías dado cuenta, voy a piñón fijo, y la sensación de que estar solo sería peor que una relación que no va demasiado bien”.

“Hollywood”
“La mejor canción del álbum con muchísima diferencia. Es mucho más rápida que las demás canciones del disco. Suena optimista, pero es todo lo contrario. Es superdeprimente. Habla sobre la primera vez que fui a Los Ángeles a componer. Asociaba a mi ex con una parte más sencilla de mi vida, cuando mis únicas preocupaciones eran bajar al bar y no hacer demasiado el idiota. La temporada que pasé allí fue genial, pero estaba comiéndome el coco y bastante atolondrado. Mi manager odia esta canción. Creo que nunca será un single”.

“Lost on You”
“Esta fue la primera canción del tipo ‘lo hemos dejado y así está bien’. Solo quería que hubiera alguien a su lado. Porque yo viajaba sin parar y estaba trabajando en esto. Quería que fuese libre con sus sentimientos”.

“Fade”
“Probablemente mi favorita antes de grabar ‘Hollywood’, mi voz suena como en ninguna otra canción del disco. La escribí con Malay, que ha trabajado con Frank Ocean. Era el primero de la lista cuando me preguntaron con quién quería colaborar, aunque esta todo en el aire. Nos pusimos en contacto después de ‘Bruises’ y en una semana estábamos en Nueva York. La canción salió sola. Trabajar con alguien a quien admiras tanto siempre es peligroso, pero Malay es un un tío encantador”.

“Headspace”
“Si ‘Fade’ es la culminación de todos estos sueños hechos realidad, era importante que ‘Headspace’ estuviera justo después y que cerrara el álbum. La escribí cuando tenía 17 años. Era un pringado, un adolescente gordito tocando la guitarra en su cuarto que no tenía ni idea de lo que estaba a punto de pasarle. Si fuera una película, terminaría aquí. Terminaría con el principio”.

NOTAS EDITORIALES

“No hay mejor sensación que ese primer minuto después de haber escrito una buena canción”, explica Lewis Capaldi a Apple Music. “Odio estar en el estudio de grabación porque terminas convirtiendo algo que te encantaba en una mierda para luego tener que seguir trabajando hasta que te vuelva a gustar”. Cualquiera que conozca al cantante y compositor escocés, aunque solo sea por Twitter, sabe que es una de las estrellas de pop que menos en serio se toma a sí mismo, uno de los varios rasgos que tiene en común con Adele, esa otra gran cronista del mal de amores. Su álbum debut cumple la promesa que nos dejaron los singles “Bruises” y “Someone You Loved”. Divinely Uninspired To A Hellish Extent es una oda al desamor, llena de baladas monumentales, que estamos convencidos de que apenas necesitaron retoques en el estudio, aunque Lewis te intentará convencer de lo contrario en esta exclusiva guía, canción a canción, que nos ofrece. No le creas.

“Grace”
“No pasé noches sin dormir pensando en el orden de las canciones ni nada por el estilo. Da igual. Quería que ‘Grace’ fuera la primera porque empieza con un acorde de piano y mi voz entra enseguida. No quería que hubiese demasiada introducción. Y me encantaría poder decir que fue una decisión artística, pero estamos en 2019 y el estribillo se pone al principio de la canción. Quería que fuera claro y directo, aquí está el maldito disco”.

“Bruises”
“El éxito de ‘Bruises’ siempre me ha dejado alucinado. Fue la primera canción que escribí sobre una experiencia personal. Se me hace raro que no hubiese dado una respuesta sincera sobre cómo me sentía hasta que entré en el estudio con un tío que se llama James Earp. Acababa de romper con mi primera novia seria después de dos años y empezaba a acostumbrarme a estar solo otra vez. Estar soltero se me hacía raro. ‘Bruises’ es la razón por la que no estoy en paro, jugando a la PlayStation en calzoncillos”.

“Hold Me While You Wait”
“Me encanta esta canción, pero tardé muchísimo en que quedara como quería. Es mi segunda favorita del álbum y, sí, es otra canción triste. Cuento la historia de una relación que tuve, en la que la otra persona no quería estar conmigo. La chica estaba intentando dejarme pero, por alguna razón, no terminaba de decidirse y, por el motivo que fuera, a mí me parecía bien. Sé que es ridículo. Si alguien no quiere estar contigo, corta y ya está. Seguramente termines escribiendo un álbum sobre la historia”.

“Someone You Loved”
“Es un exitazo en el Reino Unido, pero en ningún otro lugar. Es la última canción que escribí para el álbum. No quería escribir otra canción sobre romper con una chica por la que ya no sentía nada, así que fui a una sesión con la gente de TMS [el trío londinense de productores y compositores formado por Tom ‘Froe’ Barnes, Ben Kohn y Peter ‘Merf’ Kelleher] y un tío que se llama RØMANS [el compositor Sam Roman] y les expliqué la idea, pero les dije que no quería escribir más sobre mis relaciones. Me mostraron otras vías. En los últimos dos o tres años, unos cuantos familiares la han palmado, por decirlo de alguna forma. Hay gente con la que me he dejado de hablar. Quería escribir una canción sobre la sensación de pérdida y lo que es perder a alguien, más allá de una relación. Quería que fuera lo más abierta posible”.

“Maybe”
“Esta es otra que entró en el disco a última hora. Al principio tenía un piano que sonaba muy a ‘Stay With Me’ y ’I’m Not the Only One’ de Sam Smith. Sonaba bien, pero es que hacerlo con canciones tan famosas… Queríamos meter algo nuevo y terminó siendo esta guitarra. Es una especie de medio tiempo, algo nuevo en el álbum hasta este punto. Y luego volvemos al orden habitual”.

“Forever”
“Es un encuentro ficticio. Imaginé lo que le diría a una chica si lo hubiéramos dejado hace un año y medio y nos hubiésemos encontrado de fiesta una noche, medio pedos. Sin rencor de ningún tipo. Es un poco lo que pasa con este álbum, que no estaba pensado como un disco de ruptura en absoluto. Por eso ha sido un poco raro hablar tanto sobre esta persona de la que ya no estoy enamorado y, además, con la que tengo una amistad. Y ella tampoco está interesada en mí, en absoluto. Por eso no hay ninguna canción en el álbum que diga ‘me hiciste esto y lo otro, eres una persona horrible’”.

“One”
“Quería escribir una canción de amor pero, evidentemente, tenía que tener la marca de la casa y sonar negativa. Un amigo me enseñó un poema en el que un tío le daba las gracias al tipo que había dejado a su novia. Me pareció interesante. Me recordaba a ‘When I Was Your Man’, de Bruno Mars, a cómo pide perdón por haber tratado a su ex como la trató. Intenté decir la cosa más romántica de la forma menos romántica posible. ‘De puta madre que no tengas novio’, básicamente”.

“Don’t Get Me Wrong”
“La escribí con mi amigo Jamie Hartman. Ya habíamos escrito ‘Hold Me While You Wait’ juntos y queríamos darles unas vueltas a las cosas. No tenía ninguna canción que fuera como un vals y Jamie quiso intentarlo. Es sobre estar con alguien, por si no te habías dado cuenta, voy a piñón fijo, y la sensación de que estar solo sería peor que una relación que no va demasiado bien”.

“Hollywood”
“La mejor canción del álbum con muchísima diferencia. Es mucho más rápida que las demás canciones del disco. Suena optimista, pero es todo lo contrario. Es superdeprimente. Habla sobre la primera vez que fui a Los Ángeles a componer. Asociaba a mi ex con una parte más sencilla de mi vida, cuando mis únicas preocupaciones eran bajar al bar y no hacer demasiado el idiota. La temporada que pasé allí fue genial, pero estaba comiéndome el coco y bastante atolondrado. Mi manager odia esta canción. Creo que nunca será un single”.

“Lost on You”
“Esta fue la primera canción del tipo ‘lo hemos dejado y así está bien’. Solo quería que hubiera alguien a su lado. Porque yo viajaba sin parar y estaba trabajando en esto. Quería que fuese libre con sus sentimientos”.

“Fade”
“Probablemente mi favorita antes de grabar ‘Hollywood’, mi voz suena como en ninguna otra canción del disco. La escribí con Malay, que ha trabajado con Frank Ocean. Era el primero de la lista cuando me preguntaron con quién quería colaborar, aunque esta todo en el aire. Nos pusimos en contacto después de ‘Bruises’ y en una semana estábamos en Nueva York. La canción salió sola. Trabajar con alguien a quien admiras tanto siempre es peligroso, pero Malay es un un tío encantador”.

“Headspace”
“Si ‘Fade’ es la culminación de todos estos sueños hechos realidad, era importante que ‘Headspace’ estuviera justo después y que cerrara el álbum. La escribí cuando tenía 17 años. Era un pringado, un adolescente gordito tocando la guitarra en su cuarto que no tenía ni idea de lo que estaba a punto de pasarle. Si fuera una película, terminaría aquí. Terminaría con el principio”.

TÍTULO DURACIÓN

Más de Lewis Capaldi