10 canciones, 40 minutos

NOTAS EDITORIALES

Pocos esperaban que el disco debut de Harry Styles escondiera tantos aciertos. Con One Direction en estado de hibernación llegaba la ocasión perfecta para registrar estos 10 temas compuestos por él mismo. Brit-pop de toque callejero, sonido directo, reminiscencias de Elton John, David Bowie, o Rolling Stones; todo brota en canciones tan pegadizas y sólidas como “Carolina”, tan seductoras como “Kiwi” o tan roqueras como “Only Angel”. Y lo consigue sin alejarse del pop, ni de sus fans, y convenciendo a propios y extraños.

NOTAS EDITORIALES

Pocos esperaban que el disco debut de Harry Styles escondiera tantos aciertos. Con One Direction en estado de hibernación llegaba la ocasión perfecta para registrar estos 10 temas compuestos por él mismo. Brit-pop de toque callejero, sonido directo, reminiscencias de Elton John, David Bowie, o Rolling Stones; todo brota en canciones tan pegadizas y sólidas como “Carolina”, tan seductoras como “Kiwi” o tan roqueras como “Only Angel”. Y lo consigue sin alejarse del pop, ni de sus fans, y convenciendo a propios y extraños.

TÍTULO DURACIÓN