18 canciones, 57 minutos

NOTAS EDITORIALES

“Me gusta que nuestro cuarto álbum no tenga diez u once canciones”, cuenta Ezra Koenig, de Vampire Weekend, en el programa de Beats 1 Time Crisis. El cantante habla de la variedad de los 18 temas que forman el primer álbum del grupo en seis años. “Sentía que necesitaba más espacio”. El doble LP, en su opinión más cercano narrativa y temáticamente a The River de Bruce Springsteen que a la variedad estilística del álbum blanco de los Beatles, llega también con cambios en la formación. Rostam Batmanglijm, uno de sus fundadores, colabora en un par de canciones, pero ya no forma parte de la banda, mientras que Danielle Haim de Haim y Steve Lacy de The Internet están entre los invitados en varios temas. El resultado es más natural y panorámico que el de los discos anteriores. Para Koenig, esta es la mejor forma de volver tras un largo paréntesis. “Tras seis años, el disco es como una declaración de peso”. Aquí comenta algunas de las canciones clave de Father of the Bride.

“Hold You Now (feat. Danielle Haim)”
“Casi desde el principio tenía la sensación de que era una buena canción para abrir el disco. Me gusta porque empieza con guitarra acústica y voz, algo nada habitual a la hora de abrir un disco de Vampire Weekend. Tenía claro que habría tres duetos con la misma persona repartidos por el álbum. Gracias a Dios terminaron siendo con Danielle. No los llamaría country, pero la influencia de los duetos clásicos de country es evidente”.

“Rich Man”
“Recuerdo que la empecé a escribir cuando estábamos en los Grammy, por Modern Vampires of the City [su disco de 2013]. A veces trabajas como un loco buscando ideas, como si bajaras a la mina para encontrarlas. Y otras veces estás a punto de salir, escuchas algo y se te ocurre una pequeña idea. En este álbum tan largo, canciones como esta y ‘Big Blue’ son como relatos, son momentos. Me pareció divertido que el narrador de la canción dijese ‘Es difícil encontrar un hombre rico y satisfecho en esta ciudad, pero yo lo soy’. Es la canción más psicodélica del disco”.

“Married in a Gold Rush (feat. Danielle Haim)”
“Se la puse a varias personas y algunas me preguntaron si esta era mi canción country. Y te juro que intentamos de todo para que no sonase demasiado country. Una vez que te olvidas de las imágenes, como el tren de medianoche y tal, te das cuenta de que no trata de eso. La historia va por debajo”.

“Sympathy”
“Es lo más metalero que ha hecho Vampire Weekend nunca, con doble bombo y todo”.

“Sunflower (feat. Steve Lacy)”
“No estoy de acuerdo con algunas de las referencias con las que la gente compara este disco, pero si alguien dice que esta suena un poco a Phish, no le voy a llevar la contraria”.

“We Belong Together (feat. Danielle Haim)”
“Esto eran dos canciones que se convirtieron en una sola, algo que pasa a menudo con Vampire Weekend. Teníamos una maqueta que empezaba con una batería programada y Rostam con la guitarra de 12 cuerdas. Quería hacer una canción que fuese supersimple, como si estuviera leyendo una lista de cosas relacionadas. Me senté al piano y me puse a cantar ‘We go together like pots and pans, surf and sand, bottles and cans’ [Vamos juntos como sartenes y cacerolas, olas y arena, botellas y latas] y, después, la mezclamos con la otra. Es, probablemente, la canción más sana de Vampire Weekend”.

NOTAS EDITORIALES

“Me gusta que nuestro cuarto álbum no tenga diez u once canciones”, cuenta Ezra Koenig, de Vampire Weekend, en el programa de Beats 1 Time Crisis. El cantante habla de la variedad de los 18 temas que forman el primer álbum del grupo en seis años. “Sentía que necesitaba más espacio”. El doble LP, en su opinión más cercano narrativa y temáticamente a The River de Bruce Springsteen que a la variedad estilística del álbum blanco de los Beatles, llega también con cambios en la formación. Rostam Batmanglijm, uno de sus fundadores, colabora en un par de canciones, pero ya no forma parte de la banda, mientras que Danielle Haim de Haim y Steve Lacy de The Internet están entre los invitados en varios temas. El resultado es más natural y panorámico que el de los discos anteriores. Para Koenig, esta es la mejor forma de volver tras un largo paréntesis. “Tras seis años, el disco es como una declaración de peso”. Aquí comenta algunas de las canciones clave de Father of the Bride.

“Hold You Now (feat. Danielle Haim)”
“Casi desde el principio tenía la sensación de que era una buena canción para abrir el disco. Me gusta porque empieza con guitarra acústica y voz, algo nada habitual a la hora de abrir un disco de Vampire Weekend. Tenía claro que habría tres duetos con la misma persona repartidos por el álbum. Gracias a Dios terminaron siendo con Danielle. No los llamaría country, pero la influencia de los duetos clásicos de country es evidente”.

“Rich Man”
“Recuerdo que la empecé a escribir cuando estábamos en los Grammy, por Modern Vampires of the City [su disco de 2013]. A veces trabajas como un loco buscando ideas, como si bajaras a la mina para encontrarlas. Y otras veces estás a punto de salir, escuchas algo y se te ocurre una pequeña idea. En este álbum tan largo, canciones como esta y ‘Big Blue’ son como relatos, son momentos. Me pareció divertido que el narrador de la canción dijese ‘Es difícil encontrar un hombre rico y satisfecho en esta ciudad, pero yo lo soy’. Es la canción más psicodélica del disco”.

“Married in a Gold Rush (feat. Danielle Haim)”
“Se la puse a varias personas y algunas me preguntaron si esta era mi canción country. Y te juro que intentamos de todo para que no sonase demasiado country. Una vez que te olvidas de las imágenes, como el tren de medianoche y tal, te das cuenta de que no trata de eso. La historia va por debajo”.

“Sympathy”
“Es lo más metalero que ha hecho Vampire Weekend nunca, con doble bombo y todo”.

“Sunflower (feat. Steve Lacy)”
“No estoy de acuerdo con algunas de las referencias con las que la gente compara este disco, pero si alguien dice que esta suena un poco a Phish, no le voy a llevar la contraria”.

“We Belong Together (feat. Danielle Haim)”
“Esto eran dos canciones que se convirtieron en una sola, algo que pasa a menudo con Vampire Weekend. Teníamos una maqueta que empezaba con una batería programada y Rostam con la guitarra de 12 cuerdas. Quería hacer una canción que fuese supersimple, como si estuviera leyendo una lista de cosas relacionadas. Me senté al piano y me puse a cantar ‘We go together like pots and pans, surf and sand, bottles and cans’ [Vamos juntos como sartenes y cacerolas, olas y arena, botellas y latas] y, después, la mezclamos con la otra. Es, probablemente, la canción más sana de Vampire Weekend”.

TÍTULO DURACIÓN

Más de Vampire Weekend