12 canciones, 41 minutos

NOTAS EDITORIALES

“Nadie puede escapar de una bala perdida, pues nadie puede huir de lo que no espera. Y como las balas perdidas, que van y vienen sin avisar, las canciones funcionan de la misma manera”, escribía Morat en su página web para anunciar el lanzamiento de su segundo álbum. El cuarteto ha dedicado los dos años transcurridos desde su debut a perfeccionar su folk pop de atmósferas acústicas y melodías resplandecientes. Además, hay dos colaboraciones que marcan el carácter del disco: Juanes en “Besos de guerra” y los hermanos Carmona, que aportan hondura flamenca en la emocionante “El embrujo”. Seguro que alguna de estas doce Balas perdidas lleva tu nombre escrito.

NOTAS EDITORIALES

“Nadie puede escapar de una bala perdida, pues nadie puede huir de lo que no espera. Y como las balas perdidas, que van y vienen sin avisar, las canciones funcionan de la misma manera”, escribía Morat en su página web para anunciar el lanzamiento de su segundo álbum. El cuarteto ha dedicado los dos años transcurridos desde su debut a perfeccionar su folk pop de atmósferas acústicas y melodías resplandecientes. Además, hay dos colaboraciones que marcan el carácter del disco: Juanes en “Besos de guerra” y los hermanos Carmona, que aportan hondura flamenca en la emocionante “El embrujo”. Seguro que alguna de estas doce Balas perdidas lleva tu nombre escrito.

TÍTULO DURACIÓN

Más de Morat