4 canciones, 40 minutos

NOTAS DE LOS EDITORES

Tras el híbrido de psicodelia y funk de sus dos álbumes anteriores, Can explora el otro extremo de su considerable espectro musical en su quinto álbum. Con la única excepción de la casi convencional “Moonshake”, Future Days se adentra por el entonces desconocido camino de la electrónica y la música ambiental a lo largo de tres canciones de desarrollo expansivo dominadas por los teclados de Irmin Schmidt. Aunque Can continuaría grabando álbumes fascinantes, este es el final de una trilogía visionaria.

NOTAS DE LOS EDITORES

Tras el híbrido de psicodelia y funk de sus dos álbumes anteriores, Can explora el otro extremo de su considerable espectro musical en su quinto álbum. Con la única excepción de la casi convencional “Moonshake”, Future Days se adentra por el entonces desconocido camino de la electrónica y la música ambiental a lo largo de tres canciones de desarrollo expansivo dominadas por los teclados de Irmin Schmidt. Aunque Can continuaría grabando álbumes fascinantes, este es el final de una trilogía visionaria.

TÍTULO DURACIÓN

Más de Can

Quizás te interese