19 canciones, 1 hora 26 minutos

NOTAS DE LOS EDITORES

La discografía de Damon Albarn es una de las más variadas del rock contemporáneo. Everyday Robots, su nuevo álbum solista, reúne distintos elementos de su singular aventura musical: el dub hipnótico de The Good, the Bad and the Queen, el vertiginoso torbellino electrónico de Gorillaz y las percusiones y texturas rítmicas de su colaboración de 2005 Mali Music. El resultado es una impresionante colección de emotivo rock experimental que sólo puede venir de un músico con su alcance estilístico. “We are everyday robots on our phones” (“Somos robots cotidianos con nuestros celulares”), se lamenta en el tema que abre y da título al álbum, que es esencialmente un tratado sobre el aislamiento en la era digital. Sin embargo, sus canciones no tienen nada de robóticas; cuando la voz de Natasha Khan (Bat for Lashes) se convierte en eco en “Selfish Giant”, una trompa se lamenta en el solo de “Hollow Ponds” o un coro gospel canta en el radiante afropop de “Mr. Tembo”, la emoción casi puede tocarse con los dedos.

NOTAS DE LOS EDITORES

La discografía de Damon Albarn es una de las más variadas del rock contemporáneo. Everyday Robots, su nuevo álbum solista, reúne distintos elementos de su singular aventura musical: el dub hipnótico de The Good, the Bad and the Queen, el vertiginoso torbellino electrónico de Gorillaz y las percusiones y texturas rítmicas de su colaboración de 2005 Mali Music. El resultado es una impresionante colección de emotivo rock experimental que sólo puede venir de un músico con su alcance estilístico. “We are everyday robots on our phones” (“Somos robots cotidianos con nuestros celulares”), se lamenta en el tema que abre y da título al álbum, que es esencialmente un tratado sobre el aislamiento en la era digital. Sin embargo, sus canciones no tienen nada de robóticas; cuando la voz de Natasha Khan (Bat for Lashes) se convierte en eco en “Selfish Giant”, una trompa se lamenta en el solo de “Hollow Ponds” o un coro gospel canta en el radiante afropop de “Mr. Tembo”, la emoción casi puede tocarse con los dedos.

TÍTULO DURACIÓN
15
16
17
18
19

Más de Damon Albarn

Quizás te interese