11 canciones, 38 minutos

NOTAS DE LOS EDITORES

Tras el éxito global de Brothers, el dúo se reúne con el productor Danger Mouse en un álbum que potencia su lado más melódico con canciones que se alejan de las raíces sureñas para incorporar elementos electrónicos y ritmos dance. El pasado de la banda asoma la cabeza en la irresistible “Lonely Boy”, un festival fuzz que pulveriza los parlantes, pero los aires casi épicos de canciones como “Little Black Submarines” nos traen a unos Black Keys decididos a explorar nuevos caminos con este álbum.

NOTAS DE LOS EDITORES

Tras el éxito global de Brothers, el dúo se reúne con el productor Danger Mouse en un álbum que potencia su lado más melódico con canciones que se alejan de las raíces sureñas para incorporar elementos electrónicos y ritmos dance. El pasado de la banda asoma la cabeza en la irresistible “Lonely Boy”, un festival fuzz que pulveriza los parlantes, pero los aires casi épicos de canciones como “Little Black Submarines” nos traen a unos Black Keys decididos a explorar nuevos caminos con este álbum.

TÍTULO DURACIÓN

Más de The Black Keys

Quizás te interese