10 canciones, 40 minutos

NOTAS DE LOS EDITORES

Phoenix vuelve después del exitazo de 2009 Wolfgang Amadeus Phoenix, un álbum brillante que recibió numerosos premios. Esta vez la banda ha creado una variada colección repleta de sintetizadores vertiginosos y estribillos burbujeantes. Salpicado por pinceladas de de synth-pop, Bankrupt! es un álbum fresco y limpio. Desde la relajada sencillez de “Chloroform” hasta frenético bullicio del himno para la disco “Entertainment”, Phoenix se mueve como pez en el agua entre distintos compases, ritmos y asuntos con los inconfundibles sintetizadores pegajosos y el encanto melódico que convirtió a la banda en una de las sensaciones de 2009. El espíritu ecléctico de la música y la voz arrebatadora de Thomas Mars esconden melodías efervescentes que hacen las canciones inmediatamente accesibles, sin perder una profundidad que sólo se advierte después de unas cuantas escuchas.

NOTAS DE LOS EDITORES

Phoenix vuelve después del exitazo de 2009 Wolfgang Amadeus Phoenix, un álbum brillante que recibió numerosos premios. Esta vez la banda ha creado una variada colección repleta de sintetizadores vertiginosos y estribillos burbujeantes. Salpicado por pinceladas de de synth-pop, Bankrupt! es un álbum fresco y limpio. Desde la relajada sencillez de “Chloroform” hasta frenético bullicio del himno para la disco “Entertainment”, Phoenix se mueve como pez en el agua entre distintos compases, ritmos y asuntos con los inconfundibles sintetizadores pegajosos y el encanto melódico que convirtió a la banda en una de las sensaciones de 2009. El espíritu ecléctico de la música y la voz arrebatadora de Thomas Mars esconden melodías efervescentes que hacen las canciones inmediatamente accesibles, sin perder una profundidad que sólo se advierte después de unas cuantas escuchas.

TÍTULO DURACIÓN

Más de Phoenix

Quizás te interese