14 canciones, 44 minutos

NOTAS DE LOS EDITORES

Este álbum de Shawn Mendes invita a pensar que el cantautor ha conseguido reunir las múltiples facetas musicales por las que se siente representado. Además de moverse con soltura por el soul pasional y la balada a flor de piel, Shawn ha conseguido hacer de sus historias de amor el vehículo perfecto para infiltrar un tono de optimismo nostálgico que tiñe al álbum de un encanto muy íntimo. Todo en sus canciones habla de ese carácter que le hace creer en fantasías sin perder la conexión con la realidad. El tono es acústico, pero también enérgico: dos caras de un mismo artista que lleva conquistándonos con esa melódica voz dulce y sincera desde que subió sus primeras canciones interpretando covers en Vine.

NOTAS DE LOS EDITORES

Este álbum de Shawn Mendes invita a pensar que el cantautor ha conseguido reunir las múltiples facetas musicales por las que se siente representado. Además de moverse con soltura por el soul pasional y la balada a flor de piel, Shawn ha conseguido hacer de sus historias de amor el vehículo perfecto para infiltrar un tono de optimismo nostálgico que tiñe al álbum de un encanto muy íntimo. Todo en sus canciones habla de ese carácter que le hace creer en fantasías sin perder la conexión con la realidad. El tono es acústico, pero también enérgico: dos caras de un mismo artista que lleva conquistándonos con esa melódica voz dulce y sincera desde que subió sus primeras canciones interpretando covers en Vine.

TÍTULO DURACIÓN

Más de Shawn Mendes