Cracker Island

Cracker Island

Además de ser el centro de producción y composición del ganador de múltiples premios GRAMMY por su trabajo con Adele, Beck, Foo Fighters y otras grandes figuras, el estudio de Greg Kurstin en Los Ángeles está bien equipado. “Es un museo de sintetizadores de los 80 y todo tipo de instrumentos estrafalarios”, le cuenta Kurstin a Apple Music. “Todo está conectado y listo para trabajar”. Damon Albarn se percató de esto cuando llegó de visita durante un viaje en el que buscaba posibles productores para el octavo álbum de Gorillaz. Albarn estaba cansado y, en sus propias palabras, admitió tener dudas sobre la idea de colaborar con un productor de pop. Se puso a explorar los instrumentos y tocó algunas melodías en el piano mientras Kurstin lo acompañaba en un mellotron. Dos músicos enfrascados en el proceso de conocerse, tratando de encontrar una cierta armonía creativa. Luego de unas dos o tres horas, Kurstin estaba contento, mientras que la manager de Albarn no ocultaba su preocupación. “Me dijo: ‘a Damon le encanta dejarse llevar. No te dirá lo que tienes que hacer, deberías empezar a grabar sin pensar demasiado’”, comenta Kurstin. “Esas palabras fueron mi incentivo para comenzar”. Se dispuso a grabar y agregó una batería, mientras Albarn trabajaba en una capa de sintetizadores. Antes de que el día terminara, ya tenían la canción “Silent Running”. “Damon parecía estar lleno de energía”, recuerda Kurstin. “Estaba emocionado sobre cómo el demo inicial se transformó en una canción. Yo también estaba entusiasmado. Me dio un gran abrazo y eso fue todo; habíamos arrancado”.
Al descubrir una admiración mutua por The Clash, The Specials, De La Soul y el synth-pop de los 80, el dúo trabajó durante once días a comienzos de 2022 para completar un álbum a partir de los demos en el iPad de Albarn (si exceptuamos “Tormenta”, la colaboración con Bad Bunny que ya había sido grabada con el productor de cabecera de Gorillaz, Remi Kabaka Jr.). Valoraban la espontaneidad por sobre planes y discusiones, y crearon una arrebatada página de disco-funk (“Cracker Island”, con la presencia de Thundercat) y un synth-pop lleno de anhelo (“Oil” con Stevie Nicks), además de un mosaico de folk, electro y punk en la intensa ráfaga que es “Skinny Ape”. Como la mejor música de Albarn, se apoya en un apacible anhelo. “Siempre me acerco a una dulce tristeza, aún en las canciones más divertidas”, dice Kurstin. “Ese mismo elemento está presente en las ideas de Damon. Cuando escuché a Gorillaz por primera vez, pensé: ‘Me entiende a mí y toda la música que me gusta’. Siempre sentí esa conexión. Es lo que uno busca: conectar con gente como uno”. Aquí, Kurstin habla sobre algunas de las canciones que crearon juntos. Cracker Island (feat. Thundercat) “La presencia de Thundercat le agregó un sabor muy divertido al disco. Es un tema disco bastante salvaje y con un ritmo alegre. Ya había trabajado con Thundercat y compartimos una linda amistad. Le mandé un texto y estuvo entusiasmado de participar. Fue genial verlo trabajar en esta canción y escucharlo cuando componía sus melodías. Cantó gran parte de lo que cantó Damon y después le agregó su estilo y el aspecto armónico. Verlo tocar es siempre divertido, porque es un bajista extraordinario”. Oil (feat. Stevie Nicks) “El contraste entre la voz de Stevie y una pista de Gorillaz es increíble. Creo que la idea fue de mi esposa, que es mi manager. Con Damon compartimos algunas charlas: ¿A quién podíamos invitar? ¿Hay alguien que conozca él? ¿Hay alguien que conozco yo? Había estado trabajando con Stevie y nos hicimos buenos amigos. Damon estaba muy emocionado, no podía creer que existía la posibilidad de contar con ella. Creo que Stevie se emocionó mucho. La letra le encantó y se lo tomó muy en serio, quería dar lo mejor. Stevie es una persona increíble. Siempre escucha música nueva, está al tanto de todas las novedades y es muy brillante. Le tengo un gran cariño”. Silent Running (feat. Adeleye Omotayo) “Para mí ‘Silent Running’ fue la estrella guía del proyecto, quizás para Damon también. Fue el tema que dio comienzo a nuestro proceso creativo: esto es lo que podemos hacer, veamos si podemos igualarlo o superarlo. Creo que completamos ‘Silent Running’ en dos o tres horas. Eso fue lo más divertido. Ese torbellino de tirar cosas contra la pared y grabarlas, además de realizar la mezcla al mismo tiempo. Al final del día, sonaba igual al tema que escuchamos hoy”. New Gold (feat. Bootie Brown & Tame Impala) “Kevin Parker es un tipo increíble. Estaba emocionado de estar en un proyecto con él. Damon había empezado este tema con Kevin y se quedó un poco atascado, mayormente porque el compás era raro, como un 6/4. Un groove ladeado, como retorcido. Lo habían dejado de lado y parecía que nunca iban a terminar esa canción. Había que hacer algo para que Damon regresara a ese tema y recuperara el entusiasmo. Me parece que le gustaba cómo había empezado, pero terminarlo le resultaba demasiado abrumador. Entonces se me ocurrió la idea de estructurarlo en la forma de una canción que es muy clara. Eso le devolvió movimiento. Damon la escuchó, le invirtió un poco más de tiempo y simplificó el compás”. Baby Queen “Sólo a Damon se le podría ocurrir un concepto tan ambicioso para una canción. [En Bangkok en 1997, Albarn conoció a una princesa de la corona que surfeaba sobre la multitud en un concierto de Blur. Mientras componía canciones para Cracker Island, soñó sobre la posibilidad de encontrarse con ella hoy.] El demo me pareció brillante; me encantó. Como productor, quería inyectarle al tema un clima de ensueño. Es como si flotara, y me gustó enfatizar eso, como darle una banda sonora a ese sueño”. Skinny Ape “Hay un elemento descabellado en ‘Skinny Ape’ y en cómo fue creada. Me sentí al borde del precipicio, fuera de control. En realidad, no entendía lo que estaba pasando, o cómo iba a evolucionar. Fue una sucesión de accidentes felices, como arrojarle al tema los sonidos más estrambóticos, silenciar otros elementos y de repente encontrarte con texturas fascinantes. Tocar la batería en esa sección de punk-rock fue muy divertido, y a Damon le encantó verme grabar esa parte. Me emociona ese sentimiento de descontrol cuando trabajo, porque es muy impredecible y genera en mí acciones que nunca hubiera imaginado”. Possession Island (feat. Beck) “Siento que cuando trabajo con Beck sale la mejor parte de mí, y siento lo mismo con Damon. Me inspira tanto su presencia como su obra; siempre en busca de los sonidos más profundos y oscuros, en lugares desconocidos para mí. ¿Qué puedo hacer con ellos que sea distinto a todo lo demás? Es fácil caer en una zona de confort a la hora de grabar música. Trabajar con Damon despertó un área creativa de mi cerebro que se había quedado un poco dormida. Necesito trabajar con este tipo de artistas para mantenerme en movimiento. Damon había estado tocando esta parte en el piano durante sus conciertos [en la gira The Nearer the Fountain, More Pure the Stream Flows]. Cuando se sentaba en el piano, siempre tocaba esa misma melodía. Empecé a acompañarlo con guitarra de cuerdas de nailon y empezó a aparecer la influencia del flamenco, hasta un poco de mariachi con los sonidos de trompeta del mellotron. Me encanta escuchar a Damon y Beck cuando cantan e interactúan entre sí. Me fascinan esas armonías al mejor estilo de The Walker Brothers”.

1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11

Otras versiones

Elige un país o región

Africa, Oriente Medio e India

Asia-Pacífico

Europa

Latinoamérica y el Caribe

Estados Unidos y Canadá